¿Qué es la Cirugía Máxilo Facial?

¿Qué es un Cirujano Máxilo Facial?

 

 

La delicada estructura de los tejidos que componen la cara, tanto huesos como tejidos blandos, en toda su forma y función, son el ámbito de acción de un Cirujano Máxilo Facial.

Actos quirúrgicos que hoy parecen simples y cotidianos, son realizados con técnicas altamente complejas, sofisticadas y precisas, por ejemplo, los implantes dentales de titanio, que permiten efectuar grandes restauraciones dentarias y protésicas mediante técnicas que requieren de la mano del Cirujano Máxilo Facial experimentado, para asegurar el éxito.

En el resto de cara la demanda por procedimientos apropiados, justificados, bien indicados y mejor realizados es, por supuesto, tanto o más importante que en la cavidad oral. Solo con los adecuados conocimientos se puede hacer lo correcto, conocer las indicaciones e implicancias y saber cuándo menos es más. Igual ocurre en los procedimientos de Estética Facial, en los que es frecuente ver correcciones en exceso, mala indicación de productos, mala técnica, etc., hechos que prueban diariamente el valor de la experiencia, de la formación profesional, de la formación científica de las áreas de sub-  especialidad de la Cirugía Máxilo Facial.

Por este profundo saber respecto de la anatomía y función de la cara, por el acabado conocimiento de la musculatura facial, llamada musculatura de la expresión y de las emociones, es que el Cirujano Máxilo Facial es el profesional indicado para efectuar también terapias de rejuvenecimiento facial, tanto en procedimientos quirúrgicos como en procedimientos médicos que incluyen la aplicación de medicamentos como la toxina botulínica, entre muchos otros.

Las patologías asociadas a la cavidad bucal, a los huesos maxilar y mandibular, a la cara y todos sus sistemas asociados requieren de un alto estándar en el diagnóstico y la planificación; requieren de tecnología de punta, de equipos de trabajo de variados especialistas, única manera de lograr la resolución exitosa del problema que aqueja a los pacientes.

El caso de la Cirugía Ortognática refleja muy bien la importancia y la dificultad en el diagnóstico, planificación y terapéutica que la Cirugía Máxilo Facial demanda: los pacientes aquejados por una malformación facial y de la mordida son generalmente identificados en la niñez, requieren de tratamientos de ortodoncia y ortopedia hasta los 17- 18 años para preparar los huesos de la cara para la cirugía; esta cirugía comienza a ser planificada en el inicio mismo de la ortodoncia (desde los 6 años) y culmina su preparación antes del acto quirúrgico mismo, mediante modernos programas computacionales que permiten medir con exactitud los movimientos y cortes que recibirán los huesos y estructuras faciales durante la operación, cirugías que en realidad consiguen soltar y cortar todos los huesos de la cara y llevarlos a la posición previamente establecida en el estudio per operatorio, para lograr resultados armónicos, estéticos, que corrigen las deformidades.

Por ello, los Cirujanos Máxilo Faciales son profesionales especializados a través de estudios de Post Grado en la cirugía facial, de los huesos de la cara, de los tejidos blandos orales y faciales, de los tejidos duros (como huesos, dientes impactados e incluidos, etc.). Esta condición de post grado es la exigencia mínima al escoger un profesional tratante, a las que se suma la experiencia, la empatía, etc.

Igualmente, solo un especialista calificado puede resolver las complicaciones que se presenten luego de una operación. Por ejemplo, las famosas "muelas del Juicio": sólo el Cirujano Máxilo Facial está debidamente capacitado para tratarlas. Con altísima frecuencia, Cirujano- Dentistas, sin la calificación y aptitud necesarias efectúan esas extracciones, con el resultado de largas y penosas cirugías, con pésimas evoluciones post operatorias, marcadas por la hinchazón, el dolor y la impotencia funcional bucal por semanas. El especialista puede decidir sobre técnicas micro quirúrgicas, menos invasivas. Solo el especialista podrá otorgar al paciente confort, con evoluciones post operatorias más benignas. Y el apropiado conocimiento del  manejo de las complicaciones por parte del especialista calificado aplica para todos los procedimientos.

Como los Cirujanos Máxilo Faciales conocen la anatomía y función de la cara, pueden tratar las patologías que se presentan. Incluso, con la formación apropiada, están capacitados para tratar la órbita ocular en el caso de traumas, accediendo a ella a través de los delicados abordajes a través de los párpados y de la conjuntiva ocular. De esta capacidad se deriva la posibilidad de tratar de modo cosmético y estético la zona peri ocular, como las ojeras y los párpados.

Podemos efectuar una división general entre cirugías terapéuticas, reconstructivas y estéticas: la cirugía terapéutica la efectuamos como consecuencia de la necesidad de tratar diversas enfermedades y lesiones del área buco máxilo facial, incluyendo las “muelas del juicio”. Cirugía reconstructiva implica la corrección de defectos, causados por traumatismos, tumores, anomalías congénitas, o asociadas al envejecimiento facial. Cirugía estética comprende los actos médicos y quirúrgicos encaminados a mejorar la apariencia de  toda la cara. Todo ello, ámbito del cirujano Máxilo Facial.

Otras variadas áreas de ocupación de esta delicada y precisa especialidad son las que se describen en los otros menús de esta pagina web.



+56612214010
  Rómulo Correa 665 | Punta Arenas - Chile